INAPESCA, al rescate del coral

Por la importancia de los arrecifes de coral para la protección contra tormentas, huracanes y para un mejor desarrollo de la pesca y el turismo, desde 2009 el INAPESCA comenzó a cultivar corales, logrando la adaptación del área e instalación de los primeros sistemas de cultivo.

En la búsqueda de recuperar y restaurar las colonias de coral en Quintana Roo, el INAPESCA, como instancia ejecutora, puso en marcha el Programa de Restauración de Arrecifes que tiene como objetivo sembrar más de 260 mil colonias de coral en cinco años, repoblar el arrecife mexicano desde Isla Contoy hasta Tulum y otorgarle un certificado internacional a los buzos que apoyen en él.

En el Centro Regional de Investigación Acuícola y Pesquera (CRIP) del INAPESCA, ubicado en Puerto Morelos, se producen las colonias de corales para la restauración a través de dos métodos:

  • Propagación clonal: Las nuevas colonias se crean a partir de fragmentos de otras ya existentes, ya sea del medio natural o de viveros marinos. Se cultivan hasta que los fragmentos comienzan a crecer y finalmente se transfieren a los viveros para que terminen su crecimiento.
  • Reproducción sexual: Se colectan los gametos liberados por los corales es su época reproductiva y  en los laboratorios se realiza una reproducción asistida. Este método permite la variabilidad genética.

Posteriormente, cuando las colonias crecen lo suficiente se llevan al arrecife para sembrarlas en las áreas dañadas, sin embargo, esto no garantiza el éxito, hay que recuperar su funcionalidad y productividad, mediante la suma de esfuerzos como la protección de áreas específicas, el establecimiento de refugios de biodiversidad o vigilancia, para aumentar las probabilidades de supervivencia y recuperación de un ecosistema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *