El Canciller Videgaray acompañó al Presidente Enrique Peña a la gira de trabajo en Costa Rica donde participaron en la XVI Cumbre de Tuxtla

En dicho evento, el Presidente de la República Mexicana dialogó con sus homólogos de Mesoamérica sobre el avance de las nueve líneas de acción que buscan la integración y cooperación regional de Mesoamérica: transporte, energía, telecomunicaciones, comercio y competitividad, gestión del riesgo, salud, medio ambiente y seguridad alimentaria. Además señaló que la cooperación para el desarrollo es un pilar exitoso del Mecanismo, que ha generado resultados concretos para los ciudadanos en áreas como salud, seguridad alimentaria, infraestructura y energía, entre otros. Destacó las contribuciones mexicanas como el Sistema de Información Georreferenciado que facilitará el comercio y la movilidad de mercancías y personas, desarrollado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y la plataforma de la Red Mesoamericana de Gestión Integral del Riesgo, impulsada por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) de nuestro país.

Los líderes de la región reconocieron ampliamente la contribución de México a través del programa Mesoamérica sin Hambre que, a partir de la experiencia mexicana y en colaboración con la FAO, fomenta el desarrollo de la agricultura familiar y busca apoyar a alcanzar las metas de desarrollo sostenible de combate a la pobreza y el hambre.

Estas acciones forman parte del Proyecto de Desarrollo e Integración de Mesoamérica, coordinado en México desde la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), dependiente de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Como parte de nuestra aportación a la región, México también creó en 2011 el Fideicomiso “Fondo de Infraestructura para Países de Mesoamérica y el Caribe” (Fondo de Yucatán) que ha contribuido a la modernización de puentes y carreteras en Mesoamérica, entre otros proyectos.

Durante esta XVI Cumbre, los representantes de los diez países acordaron la creación de un esquema de cooperación con el sector privado que permita el financiamiento de proyectos dentro del Mecanismo. Asimismo, los mandatarios coincidieron en la importancia de fortalecer la integración energética, y acelerar la interconexión entre el sistema eléctrico mexicano y el Mercado Eléctrico Regional (MER) en el marco del Sistema de Interconexión Eléctrica para Países de América Central (SIEPAC).

En el marco de esta reunión, el Presidente Peña Nieto sostuvo un encuentro bilateral con su homólogo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís Rivera, a quien felicitó por la organización de la XVI Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla. Ambos acordaron mantener una estrecha comunicación para identificar y atender los efectos regionales del fenómeno migratorio, así como para atender sus causas estructurales.

El Mandatario mexicano también se reunió con el Presidente de Guatemala, Jimmy Morales, para tratar temas prioritarios de la relación bilateral, incluyendo la próxima Visita de Estado a Guatemala en mayo. De igual manera, refrendaron su compromiso con la gestión del tema migratorio con un sentido de corresponsabilidad, para promover una migración segura, ordenada y regular.

El Presidente Peña Nieto sostuvo además un encuentro con su homólogo de Panamá, Juan Carlos Varela, en el que se confirmó el compromiso de ambos países por el trabajo bilateral en materia de migración y seguridad.

El Doctor Videgaray sostuvo una reunión con los Cancilleres de los países del Triángulo Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) para reiterar la disposición de México de continuar trabajando conjuntamente para enfrentar los retos de desarrollo en la actual coyuntura internacional.

La celebración de la XVI Cumbre responde al amplio interés de sus miembros para fortalecer el Mecanismo de Tuxtla, con el fin de consolidarlo como eje articulador de todos los esfuerzos de cooperación integración y desarrollo de la región mesoamericana.

Desde su creación en 1991, el Mecanismo ha activado instrumentos para potenciar la cooperación y el desarrollo, como el Programa Mesoamericano de Cooperación (PMC) en 1998 y el ya mencionado Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica (PM), en 2008. Gracias a la priorización realizada en el marco del Proyecto Mesoamérica, entre  2008 y 2017 se movilizaron recursos con un valor de $4,493.7 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *