Duarte ordenó ocultar los cuerpos hallados en barranca de La Aurora

El titular de la Fiscalía Especializada para Búsqueda de Personas No Localizadas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, dio a conocer que el exgobernador Javier Duarte ordenó al exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras ocultar la cifra total de restos localizados en la barranca “La Aurora”, perteneciente al municipio Emiliano Zapata.

En la audiencia de imputación del ex fiscal, el fiscal especializado en desaparición de personas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, relató que el 19 de enero de 2016, cuando se informó sobre el hallazgo de 19 restos en este área, se reunieron de manera urgente el ex gobernador, el ex fiscal y el ex secretario de SSP, para determinar cómo evitar la filtración de más fotografías a la prensa, pues hasta el momento se había dado a conocer una en la que aparecía seis cuerpos.

De igual manera, se informó que el exdirector de Servicios Periciales Gilberto ‘N’ confirmó que recibió instrucciones de Luis Ángel ‘N’ para ocultar el hallazgo de 19 cuerpos y los cuales fueron recogidos en una diligencia conducida por Maria del Rosario ‘N’ , así como de la identificación de David ‘N’ quien era elemento de la SSP quien fue encontrado en dicha barranca y que posteriormente fue trasladado a la comunidad de Santa Ana, municipio de Alto Lucero, en donde se simuló su hallazgo y de cuya denuncia por desaparición se desprende esta investigación.

En este sentido, la FGE acusó a Bravo de ser el autor intelectual de la alteración y ocultamiento de información correspondiente al hallazgo de los cueros en la barranca La Aurora.

Las imputaciones contra Luis Ángel Bravo están integradas en la carpeta de investigación 439/2018, la misma en la que se sigue el caso de la exdirectora de Investigaciones Ministeriales María del Rosario Zamora –recluida en el penal de Pacho Viejo–, quien por instrucciones de aquel ocultó la existencia de 13 cuerpos.

En la audiencia de imputación, Luis Ángel Bravo Contreras se quejó de que la Fiscalía General del estado (FGE) desplegó un operativo mediático para sancionarlo por el delito de desaparición forzada, cuando lo correcto –dijo– es investigarlo “por supuestamente alterar una escena del crimen”.

La FGE acusa al exfiscal de haber participado en la desaparición del expolicía David Lara Cruz, el 12 de enero de 2016, después de que otros uniformados lo privaron de la libertad cuando salía de las instalaciones de la SSP en la colonia Obrero Campesina de esta ciudad, lugar al que acudió ese día para presentar exámenes de control y confianza.

Posteriormente Lara apareció muerto en la barranca “La Aurora”, pero su cuerpo fue removido –por instrucción de Bravo– a la zona montañosa del Alto Lucero, donde se localizó dos días después.

Para la audiencia que se reanudará la tarde de mañana, Luis Ángel Bravo ha solicitado la comparecencia de varios testigos que trabajaron en la FGE cuando él era titular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *