¿Sabías que?

Fumar un paquete de cigarros a la semana causa 150 mutaciones en cada célula del pulmón

cigarro

Las células de los pulmones de las personas que fuman un paquete de cigarrillos son propensos a desarrollar 150 mutaciones genéticas cada año, lo que aumenta enormemente el riesgo de cáncer de pulmón. El estudio, publicado en la revista Science, también determina que en la laringe tiene 97 mutaciones, mientras que la faringe desarrolla unas 39.

No es ningún secreto que fumar incrementa las probabilidades de desarrollar cáncer, pero el de pulmón es el más común debido a que el humo inhalado entra en contacto directo con el aparato pulmonar. En total, 17 diferentes tipos de cáncer son promovidos por el tabaquismo, aunque hasta ahora los científicos no habían sido capaces de observar las causas moleculares de este enlace.

Se sabe que el cáncer es, a menudo, resultado de mutaciones genéticas a causa del daño que provoca las anomalías encontradas en el ADN cuando se replican, a veces haciendo que se repliquen de una manera descontrolada, convirtiéndose en un tumor. Estudios anteriores han demostrado que la inhalación de humo de tabaco promueve ciertas mutaciones en las células pulmonares causando daño directo al ADN, aunque la magnitud de este efecto no se ha investigado.

Un equipo internacional de investigadores, por lo tanto, decidió estudiar las células de los tumores de 5.234 sujetos, algunos de los cuales eran de fumadores, mientras que otros eran de no fumadores. Mediante el análisis de las mutaciones genéticas en las células tumorales de estos, los autores del estudio fueron capaces de calcular la cantidad de daño en el ADN que se puede atribuir al hecho de fumar.

Los resultados mostraron una correlación directa entre el número de años de fumar un paquete al día y al número de mutaciones genéticas en todos los tipos de tumores. Este efecto fue mayor en las células pulmonares, pero también se encontraban en la boca, donde cada célula tenía un promedio de 23 mutaciones por año, así como la vejiga y el hígado, donde se encontraron 18 y 6 mutaciones respectivamente cada año.

El autor del estudio, Ludmil Alexandrov, dijo en un comunicado que “hasta ahora, hemos tenido un gran número de evidencias epidemiológicas que une el fumar con el cáncer, pero ahora realmente podemos observar y cuantificar los cambios moleculares en el ADN debido al consumo de cigarrillos”.

El co-autor Mike Stratton añadió que “mirando en el ADN los cánceres, podemos proporcionar nuevas pistas sobre cómo se desarrolla el cáncer y, por lo tanto, saber potencialmente la forma en que se pueden prevenir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *